1. TurboTax /
  2. Tax Calculators & Tips /
  3. Tax Tips Guides & Videos /
  4. En Español /
  5. 9 cosas que no sabías que eran deducciones de impuestos

9 cosas que no sabías que eran deducciones de impuestos

Updated for Tax Year 2019


OVERVIEW

Pocas cosas resultan tan dolorosas como darse cuenta de que te olvidaste incluir una deducción que podría haber reducido tus impuestos federales o aumentado tu reembolso en tu declaración. Éstas son algunas deducciones de impuestos que no debes dejar pasar.


Young woman wearing glasses scrolling through her phone on her couch.

1.  Impuestos sobre las ventas

Tienes la opción de deducir los impuestos sobre las ventas o los impuestos estatales sobre el ingreso de tu impuesto federal sobre el ingreso. En un estado que no tiene su propio impuesto sobre el ingreso, esto puede servir para ahorrar mucho dinero. Incluso si pagaste los impuestos estatales, la exención del impuesto sobre las ventas podría ser más beneficioso si hiciste una compra significativa, como un anillo de compromiso o un auto. Para tomar la deducción, tienes que optar por el método detallado, en lugar de elegir la deducción estándar. TurboTax te ayuda a determinar si para ti es mejor detallar las deducciones o tomar la deducción estándar en función de tus respuestas y, si optas por el método detallado, si debes tomar la deducción del impuesto sobre las ventas o deducir impuestos estatales sobre el ingreso.

2.  Primas de seguro médico

Los gastos médicos pueden desbaratar cualquier presupuesto, y el IRS (Servicio de Impuestos Internos) es empático con respecto al costo de las primas de seguro, al menos en algunos casos. Los gastos médicos deducibles tienen que superar el 7.5% de tu Ingreso Bruto Ajustado (AGI, por sus siglas en inglés) para que se puedan reclamar como una deducción detallada para el año 2019. Comenzando en el año tributario 2020, esta limitación aumentará al 10% del AGI. Sin embargo, si trabajas por cuenta propia y eres responsable de tu propia cobertura de seguro médico, podrías deducir el 100% del costo de tu prima. Eso hace que reduzca el Ingreso Bruto Ajustado, en lugar de tomarse como una deducción detallada.

3.  Ahorros en impuestos para maestros

El maestro que no tiene que recurrir de vez en cuando a su propio bolsillo para comprar artículos necesarios para el aula es un caso aislado. Si bien a veces puede parecer que nadie aprecia tal generosidad, el IRS sí lo hace. Les permite a los maestros que enseñan desde kínder hasta duodécimo grado calificados deducir hasta $250 para materiales. Esa cantidad se resta de tus ingresos, de modo que puedes aprovecharlo incluso si no detallas tus deducciones.

4.  Donaciones caritativas

La mayoría de los contribuyentes saben que pueden deducir dinero o bienes donados a organizaciones benéficas, pero, ¿estás aprovechando este beneficio al máximo? Los gastos extraordinarios por trabajos de caridad también califican. Por ejemplo, si haces cupcakes para un evento benéfico de recaudación de fondos, puedes deducir el costo de los ingredientes que usaste para hornearlos. Resulta útil guardar los recibos o detallar los costos en caso de una auditoría.

5.  Pago de la niñera

Puedes deducir el costo de una niñera si pagas a alguien para que cuide a tus hijos mientras realizas trabajo voluntario para una organización benéfica reconocida sin recibir paga. El Tribunal Fiscal Federal estableció que es correcto incluir en tu declaración el costo de una niñera como contribución benéfica, si puedes documentar que, mientras ella cuidaba a tus hijos, tú hacías trabajo voluntario.

6.  Aprendizaje perpetuo

El código tributario ofrece un número de deducciones diseñadas para los estudiantes universitarios, pero eso no significa que quienes ya se han graduado no obtengan también una exención de impuestos. El Crédito Perpetuo por Aprendizaje puede proporcionar hasta $2,000 por año, si se considera el 20% de los primeros $10,000 que gastas en educación postsecundaria en un esfuerzo por aumentar tu nivel educativo. Esto se elimina gradualmente a medida que se incrementa el nivel de ingresos, pero no establece diferencias por edad.

7.  Gastos comerciales inusuales

Si algo se utiliza para beneficio del negocio y puedes documentar los motivos, por lo general, puedes deducirlo de tus ingresos del negocio. Por ejemplo, el dueño de un depósito de chatarra podría deducir el costo de comida para gatos, ya que la comida atrae a los gatos de la calle a merodear por la zona y mantener las ratas y los ratones alejados del lugar. Otro ejemplo es el de un fisicoculturista que pudo deducir el aceite corporal que usaba en competencias.

8.  Búsqueda de trabajo

Perder un trabajo puede ser traumático, y el costo de buscar otro puede resultar elevado. Sin embargo, para los años tributarios anteriores al 2018, si buscas un trabajo en el mismo campo, detallas tus deducciones y estos gastos superan el 2% de tu ingreso bruto ajustado, los gastos calificados por encima de ese límite se podrán deducir. Puede parecer mucho, pero tales costos aumentan rápidamente. Ten en cuenta que puedes deducir el millaje que acumulaste al conducir para ir a entrevistas, además del costo de imprimir copias de tu currículum. A partir de 2018, estos gastos ya no son deducibles para el impuesto federal, pero algunos estados, como California, todavía permiten esta deducción en 2019.

9.  Seguro Social para los empleados por cuenta propia

La mala noticia de ser empleado por cuenta propia: Tienes que destinar el 15.3% de tus ingresos a impuestos del Seguro Social y Medicare, las partes que habitualmente pagan tanto el empleado como el empleador. Pero hay un pequeño consuelo: puedes deducir el 7.65% de la parte del empleador de tu impuesto sobre el ingreso.

Obtén todas las deducciones que mereces

TurboTax Deluxe busca más de 350 deducciones y créditos fiscales, para que obtengas el máximo reembolso, garantizado.

Por sólo $60*
Comienza gratis

Looking for more information?