1. TurboTax /
  2. Tax Calculators & Tips /
  3. Tax Tips Guides & Videos /
  4. En Español /
  5. Las 10 deducciones de impuestos que más se pasan por alto

Las 10 deducciones de impuestos que más se pasan por alto

Updated for Tax Year 2019


OVERVIEW

No pagues impuestos de más por pasar por alto estas deducciones. Consulta las 10 deducciones que los contribuyentes más comúnmente pasan por alto en sus declaraciones de impuestos y conserva más dinero en tu bolsillo.


las-10-deducciones-de-impuestos-que-ms-se-pasan-por-alto_L7pSJTSrT.jpg

Obtén tu parte de más de $1 trillón de dólares en deducciones de impuestos

De acuerdo con los números más recientes, más de 45 millones de personas detallaron deducciones en sus formularios 1040 y reclamaron deducciones de impuestos por un valor de $1.2 trillones de dólares. Así es: $1,200,000,000,000.  Ese mismo año, la suma correspondiente a la deducción estándar que reclamaron los contribuyentes fue de $747,000 millones. Es probable que algunos de los que tomaron el camino fácil se hayan autoengañado. (Si cumpliste 65 años en 2019, recuerda que mereces una deducción estándar mayor a la de tus colegas más jóvenes).

Estas son las 10 deducciones de impuestos que más se pasan por alto. Reclámalas si te corresponde y conserva más dinero en tu bolsillo.

1.  Impuestos estatales sobre las ventas

Esta deducción tiene sentido principalmente para quienes viven en estados que no imponen un impuesto sobre el ingreso. Tienes que elegir entre deducir impuestos estatales y locales sobre el ingreso o impuestos estatales y locales sobre las ventas. Para la mayoría de los ciudadanos de estados con impuesto sobre el ingreso, por lo general, la deducción del impuesto sobre el ingreso ofrece un mejor acuerdo. El IRS (Servicio de Impuestos Internos) tiene tablas para residentes de estados con impuestos sobre las ventas que muestran cuánto pueden deducir. Pero las tablas no tienen la última palabra.

Si compraste un vehículo, un barco o un avión, tienes que agregar el impuesto estatal sobre las ventas que pagaste al importe que se muestra en las tablas del IRS para tu estado, hasta el punto en que la tasa de impuesto sobre las ventas que pagaste no supere la tasa general del impuesto sobre las ventas del estado. El mismo criterio se aplica a los materiales de construcción de vivienda que hayas comprado. Es fácil pasar por alto estos artículos. El IRS incluso tiene una calculadora para ayudarte a averiguar la deducción, que varía según tu estado y nivel de ingresos.

A partir de 2018, tu deducción detallada para los impuestos estatales y locales se limita a $10,000 por año. De todos modos, podrás deducir solo el impuesto estatal y local sobre las ventas o los impuestos estatales y locales sobre el ingreso, pero no ambos.

2.  Dividendos reinvertidos

Ésta no es realmente una deducción de impuestos, es un ajuste que puede ahorrarte mucho dinero. Y es algo que muchos contribuyentes pasan por alto. Si, como la mayoría de los inversionistas, tienes dividendos de fondos mutuos que se invierten automáticamente en más acciones, recuerda que cada reinversión aumenta tu “base de impuestos” en el fondo mutuo o de acciones. A su vez, eso reduce el importe de ganancia de capital sujeto a impuestos (o aumenta la pérdida que permite ahorrar impuestos) cuando vendes tus acciones.

Si te olvidas de incluir los dividendos reinvertidos en tu base de costo, que se resta de las ganancias de la venta para determinar tu beneficio, estarás pagando impuestos de más. Las soluciones de preparación de impuestos TurboTax Premier y Home & Business incluyen una herramienta sumamente útil, la búsqueda de base de costo, que calcula cuál es tu base (para que no tengas que hacerlo tú) y se asegura de que obtengas crédito por cada centavo de dividendo reinvertido.

3.  Contribuciones benéficas extraordinarias

Es difícil pasar por alto las donaciones caritativas significativas que realizaste durante el año mediante cheque o deducción de nómina. Pero los pequeños aportes que realizas también suman y puedes deducirlos de los costos extraordinarios en los que incurres mientras realizas una buena acción. Los ingredientes con los que habitualmente cocinas en el comedor popular de una organización sin fines de lucro calificada, por ejemplo, o el costo de los sellos que compras para recaudar fondos en tu escuela cuentan como contribución benéfica. Si condujiste tu auto con fines benéficos en 2019, recuerda deducir 14 centavos por milla.

4.  Intereses pagados sobre préstamos estudiantiles tuyos o de otra persona

Antes, si los padres u otra persona devolvían el préstamo estudiantil de un estudiante, a ninguno se le otorgaba una exención de impuestos. Para obtener una deducción, la ley establecía que ambos tenían que ser responsables del pago de la deuda y efectivamente pagarla ellos mismos. Pero ahora hay una excepción. Tal vez sepas que podrías ser elegible para tomar una deducción, pero incluso si otra persona devuelve el préstamo, el IRS considera que esta te dio el dinero a ti y que entonces tú pagaste la deuda. Por lo tanto, un estudiante no declarado como dependiente puede calificar para deducir hasta $2,500 de los intereses sobre préstamos estudiantiles que hayas pagado tú u otra persona.

5.  Gastos de mudanza para tomar un primer trabajo

Esta es una ironía interesante: Los gastos por búsqueda de trabajo en los que se incurrió durante el proceso de buscar tu primer trabajo no son deducibles, pero los gastos de mudanza para ir a ese primer trabajo sí lo son. Y obtienes esta deducción incluso si no optas por el método detallado. Si te mudaste a más de 50 millas, puedes deducir 23 centavos por milla del costo del traslado tuyo y de los bienes de tu hogar a la nueva zona (más los peajes y las tarifas de estacionamiento) por conducir tu propio vehículo. Sin embargo, a partir de 2018, los gastos de mudanza ya no son deducibles para los impuestos federales, a menos que prestes servicio activo en las Fuerzas Armadas y la mudanza se deba a órdenes militares. Algunos estados, como California, continúan brindando este beneficio tributario.

Pero si hay una excepción a esta nueva ley federal. Todavía queda un grupo de contribuyentes que aún pueden reclamar sus gastos de mudanza al IRS. ¿Quiénes son? El personal militar. Si eres un miembro de las fuerzas armadas en servicio activo que está siendo reubicado, aún puedes deducir estos gastos, si no recibes ningún reembolso del gobierno por la mudanza.

Además, mientras la mudanza sea permanente, y se deba a un traslado ordenado por el ejército, no tienes que pagar impuestos sobre los reembolsos calificados por los gastos de mudanza. ¡Así que comienza a conseguir esos recibos ya, porque puedes reclamar los gastos de viaje y hospedaje tuyos y de tu familia, el costo de mudar las pertenencias de tu hogar, y el costo de trasladar tus vehículos y mascotas! Estas son buenas noticias para estos hombres y mujeres, a quienes estamos agradecidos porque sirven valerosamente a nuestro país.

En honor al personal militar de nuestra nación, todos los que están en servicio activo y reserva militar, pueden presentar sus impuestos federales y estatales a través de TurboTax Online, utilizando el Descuento para Militares de TurboTax. El software de preparación de impuestos #1 en ventas. TurboTax trabaja fácilmente con situaciones de impuestos relacionadas a los militares, incluyendo:

  • Ingreso militar y civil-incluyendo pagos recibidos mientras sirves en una zona de combate, BAS (subsidio básico para subsistencia por sus siglas en inglés) y BAH (subsidio básico para alojamiento por sus siglas en inglés)
  • Gastos militares–TurboTax encontrará todas las deducciones que te mereces
  • PCS (cambio permanente de estación por sus siglas en inglés) completado-TurboTax determinará tu estado de residencia

Solo tienes que comenzar a preparar tu declaración de impuestos en TurboTax Online y utilizar tu W-2 militar para verificar tu rango, y los ahorros serán aplicados cuando presentes tu declaración. Puedes comenzar hoy gratis.

6.  Crédito por Gastos de Cuidado Menores

Un crédito tributario es mucho mejor que una deducción de impuestos, dado que reduce tu factura de impuestos dólar por dólar. Así que pasarlo por alto es más doloroso que pasar por alto una deducción, que simplemente reduce el importe del ingreso sujeto a impuestos.

Sin embargo, es fácil pasar por alto el Crédito por Gastos de Cuidado de Menores si pagas las facturas de cuidado de tu hijo mediante una cuenta de reembolso en tu trabajo. La ley te permite recuperar hasta $5,000 de esos gastos mediante una cuenta de reembolso con ventajas tributarias en el trabajo.

Hasta $6,000 en gastos de cuidado pueden calificar para el crédito, pero los $5,000 de una cuenta con ventajas tributarias no se pueden usar. Así que, si usas el máximo de $5,000 mediante un plan en el trabajo, pero gastas más en el cuidado de tus hijos menores debido a cuestiones relacionadas con el trabajo, puedes reclamar el crédito por un importe adicional de hasta $1,000. Esto reduciría tu factura de impuestos al menos $200 con el valor mínimo (20%) de los gastos. El porcentaje de crédito asciende para los hogares de menores ingresos.

7.  Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo

Millones de personas con niveles menores de ingresos toman este crédito cada año. Sin embargo, según el IRS, el 25% de los contribuyentes elegibles para el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) no lo reclama. Algunas personas lo pasan por alto porque las reglas pueden ser complicadas. Otras simplemente desconocen que califican para él.

El EITC es un crédito tributario reembolsable—no es una deducción—con importes máximos para los varios estados civiles para efectos de la declaración entre $529 a $6,557 para el año 2019. El crédito está diseñado para complementar el salario de los trabajadores con ingresos bajos a moderados. Pero el crédito no se aplica simplemente a las personas con menos ingresos. Decenas de millones de individuos y familias que anteriormente se clasificaban como “clase media”, incluidos muchos trabajadores administrativos, ahora se consideran de “bajos ingresos” por alguno de estos motivos:

  • Perdieron un trabajo
  • Tuvieron una reducción salarial
  • Trabajaron menos horas durante el año

El reembolso exacto que recibes depende de tu ingreso, de tu estado civil y del tamaño de tu familia. Para recibir un reembolso del EITC, tienes que presentar una declaración de impuestos, incluso si no debes nada de impuestos. Además, si fuiste elegible para reclamar el crédito en el pasado, pero no lo hiciste, puedes realizar la presentación en cualquier momento durante el año para reclamar un reembolso del EITC para tres años tributarios anteriores, como máximo.

8.  Impuestos estatales que pagaste la primavera pasada

¿Debías impuestos cuando presentaste tu declaración de impuestos de 2018 en 2019? Entonces recuerda incluir ese importe con la deducción detallada de tus impuestos estatales en tu declaración de 2019, junto con los impuestos estatales sobre el ingreso retenidos de tus cheques salariales o pagados mediante pagos trimestrales de impuestos estimados. A partir de 2018, tu deducción para los impuestos estatales y locales se limita a $10,000 por año.

9.  Refinanciación de puntos de hipoteca

Cuando compras una vivienda, con frecuencia puedes deducir puntos pagados para recibir tu hipoteca completa de una sola vez. Sin embargo, cuando refinancias una hipoteca, tienes que deducir los puntos durante el plazo del préstamo. Eso significa que puedes deducir una trigésima parte de cada punto por año, si se trata de una hipoteca a 30 años; es decir, $33 por año por cada $1,000 de puntos que hayas pagado. No parece mucho, pero, ¿por qué dejarlo pasar?

Además, el año que cancelas el préstamo (porque vendiste la casa o porque volviste a refinanciar) puedes deducir todos los puntos que aún no se han deducido, a menos que refinancies con el mismo prestamista.

10.  Servicio en un jurado pagado al empleador

Algunos empleadores siguen pagando el salario completo del empleado mientras este cumple con su deber cívico, pero luego solicitan que se les entreguen el pago de servicio en un jurado a la empresa. El único problema es que el IRS exige que reportes esos pagos como ingreso sujeto a impuestos. Si le das el dinero a tu empleador, tienes derecho a deducir esta cantidad para que el dinero que simplemente pasa por tus manos no esté sujeto a impuestos.

Usa TurboTax para ayudar a garantizar que no pases por alto ninguna deducción o ningún crédito que merezcas y puedas obtener el máximo reembolso posible, garantizado.

Obtén todas las deducciones que mereces

TurboTax Deluxe busca más de 350 deducciones y créditos fiscales, para que obtengas el máximo reembolso, garantizado.

Por sólo $60*
Comienza gratis

Looking for more information?