1. TurboTax /
  2. Tax Calculators & Tips /
  3. Tax Tips Guides & Videos /
  4. En Español /
  5. Presentación de la declaración de impuestos por parte de repartidores de comida a pedido

Presentación de la declaración de impuestos por parte de repartidores de comida a pedido

Updated for Tax Year 2019


OVERVIEW

La paga atractiva y la flexibilidad que ofrece hacen que el reparto de comida a pedido sea la manera ideal de llevar unos dólares más a tu bolsillo. Como gran parte de los ingresos que recibes, el dinero que ganas repartiendo comida a personas hambrientas a través de aplicaciones como UberEATS, Postmates y DoorDash está sujeto a impuestos.


presentacion-de-la-declaracion-de-impuestos-por-parte-de-repartidores-de-comida-a-pedido_L0I2rTERC.jpg

Empleado vs. contratista independiente

La forma en la que presentes tu declaración de impuestos para esta innovadora línea de trabajo en evolución depende, en gran medida, de si la empresa de reparto para la que trabajas te contrata como empleado o como contratista independiente.

Las empresas de comida a pedido pueden contratar servicios de repartidores o contratarlos como empleados. En cuanto a los empleados, las empresas retendrán el impuesto federal sobre los ingresos de cada cheque salarial.

Los contratistas independientes, por su parte, tendrán que ir pagando sus propios impuestos, para lo cual tienen que calcular el impuesto que deben e ir haciéndole pagos periódicos al IRS (Servicio de Impuestos Internos) a lo largo del año. Puedes usar la calculadora de impuestos sin cargo de TurboTax para obtener una estimación de lo que podrías deber.

Empleados: deducción vs. declaración detallada en el Anexo A (para años tributarios anteriores a 2018)

Los repartidores de comida que son empleados suelen gastar dinero propio en el trabajo, así que es posible que puedas deducir algunos costos relacionados con el trabajo a la hora de preparar tu declaración, por ejemplo:

  • facturas de teléfono
  • gastos de gasolina y millaje

Las deducciones pueden reducir la parte de tus ingresos que está sujeta a impuestos, lo que reduce el total de tu factura de impuestos y maximiza tu reembolso.

Por lo general, puedes tomar una deducción estándar, por ejemplo, de $6,350 si presentas la declaración de 2017 como soltero, o puedes indicar cada una de las deducciones por separado. Este método se conoce como deducciones detalladas. Las deducciones detalladas se reportan en el Anexo A.

Es posible que valga la pena detallar los gastos cuando estos superen la deducción estándar que puedes obtener según el estado civil de tu presentación. Por ejemplo, si el total de tus deducciones detalladas superó los $6,350 en 2017, es posible que te convenga usar el método detallado.

A partir de 2018, los gastos de empleado no reembolsados ya no son deducibles, lo que hace que, posiblemente, sea más rentable ser contratista independiente que empleado.

Contratistas independientes: reporte de gastos en el Anexo C

Como repartidor contratado, es posible que estés cubriendo el 100% de tus propios costos comerciales. Como estos gastos disminuyen tus ganancias, muchas veces puedes reclamarlos como deducciones a la hora de presentar tu declaración para reducir tu factura general de impuestos.

Por lo general, los contratistas independientes se consideran propietarios de pequeñas empresas y reportan sus ganancias y pérdidas en el Anexo C.

A partir de 2019, si ganaste $400 o más después de restar tus gastos como contratista independiente, es probable que tengas que pagar un impuesto sobre el trabajo por cuenta propia. Este impuesto cubre los impuestos del Seguro Social y de Medicare que, por lo general, se retienen del cheque salarial de las personas que no trabajan por cuenta propia. Sin embargo, ese no es el caso de los contratistas independientes, quienes tienen que calcular y pagar estos impuestos por su cuenta.

Seguimiento de tus gastos

Realiza un seguimiento preciso y detallado de tus gastos en papel como ayuda para completar el Anexo A o el Anexo C a la hora de preparar tu declaración. Los recibos y los registros son tus mejores aliados y resultan prácticos si te tienen que auditar.

Para separar los gastos personales de los gastos comerciales, calcula la parte de tus costos que usaste para repartir comida.

  • Si tienes un gasto que es personal y comercial, tienes que asignarlo entre los dos.
  • Si un gasto es solo comercial, no es necesario que lo asignes entre ambos.

Por ejemplo, supongamos que el 30% del uso de tu teléfono corresponde al reparto de comida y el 70% al uso personal.

  • Tendrías que multiplicar tu factura de teléfono por el 30% para determinar la cantidad que podrías deducir de tus ganancias o como gasto de empleado no reembolsado al detallar tus deducciones.

Si usas tu vehículo para repartir artículos, es posible que puedas deducir los costos de su uso. Los costos del vehículo se pueden deducir mediante dos métodos, el método por milla o el método de gastos reales. Independientemente de cuál uses, tienes que realizar el seguimiento de las millas personales y las comerciales.

Si usas el método por milla:

  • Para obtener una deducción, multiplica la cantidad de millas comerciales por la tarifa por milla del IRS (58 centavos por milla en 2019).
  • Para usar el método por milla, tendrás que haber usado este método el primer año que pusiste el auto en uso para el negocio.
  • Después del primer año, puedes pasar del método por milla al método de gastos reales y viceversa.
  • Si no usaste el método por milla el primer año, en adelante solo podrás usar el método de gastos reales.

Si usas el método de gastos reales, tendrás que realizar el seguimiento de tus millas y de los gastos reales que tengas por usar tu vehículo. Estos gastos pueden incluir lo siguiente:

  • Combustible
  • Seguro
  • Mantenimiento y reparaciones del auto
  • Intereses sobre un préstamo para autos
  • Cuotas de inscripción
  • Depreciación

Una vez que hayas calculado los gastos totales del año derivados del uso de tu vehículo, multiplica la cantidad por el porcentaje de uso comercial que le diste. Es decir, divide las millas comerciales del año por la cantidad total de millas del año. Por ejemplo, en el año:

  • Los gastos totales de tu auto son de $5,000
  • El total de millas es de 20,000
  • El total de millas comerciales es de 10,000
  • 10,000 / 20,000 = 0.5 o el 50%
  • $5000 x 0.5 = $2,500, que es la cantidad que puedes reclamar

Recuerda que, con TurboTax, te haremos preguntas sencillas y completaremos los formularios correctos por ti para que obtengas el máximo reembolso de impuestos.

Ideal para contratistas
y negocios independientes

Encuentra más deducciones fiscales, para que puedas conservar más del dinero que has ganado, con TurboTax Self-Employed.

Por sólo $120*
Comienza gratis

Looking for more information?