true
Top

Nacimiento de un hijo

Updated for Tax Year 2021 • April 1, 2022 04:52 PM


OVERVIEW

El nacimiento de un hijo no solo es una bendición, sino que es el inicio de toda una serie de exenciones de impuestos para tu familia. Descubre cómo el nuevo miembro de tu familia puede ayudarte a reducir tu factura de impuestos y cómo ahorrar para el futuro de tu hijo de la forma más eficiente en términos tributarios.


Tres niños sonrientes yacían juntos en un césped.
Para obtener información sobre el tercer paquete de alivio en respuesta al coronavirus, consulta la publicación del blog “Plan de Rescate Estadounidense: qué significa para ti y el tercer cheque de estímulo”.

Obtén un número de Seguro Social

La clave para recibir beneficios tributarios es tener un número de Seguro Social. Necesitarás uno para reclamar a tu hijo como dependiente en tu declaración de impuestos. No reportar el número de cada dependiente puede generar una multa de $50 y atrasar tu reembolso hasta que la cuestión se resuelva.

Puedes solicitar una tarjeta de Seguro Social para tu hijo recién nacido en el hospital al mismo tiempo que solicitas el acta de nacimiento. Si no lo haces, esto puede convertirse en todo un problema. Tendrás que presentar un Formulario SS-5 en la Administración del Seguro Social y proporcionar documentos que acrediten la edad del niño, su identidad y ciudadanía estadounidense.

Si el registro de los recién nacidos te parece una locura, recuerda que el objetivo es evitar que los contribuyentes reclamen dependientes que no merecen (piensa en los pericos y cachorros). Al parecer, la medida da resultado. En el primer año en que el Gobierno exigió los números de Seguro Social, se declararon 7 millones menos de dependientes que el año anterior.

Exención por dependencia

A partir del año tributario 2018, las deducciones por exención de dependencia ya no se reclaman en la declaración de impuestos. En los años tributarios anteriores a 2018, reclamar a tu hijo(a) como dependiente te servía para resguardar de los impuestos $4,050 (en 2017) de tus ingresos, lo que te hacía ahorrar rápidamente $1,012.50 si te encontrabas en la escala del 25%. Puedes obtener la exención de todo el año sin importar en qué momento de él haya nacido o haya sido adoptado el niño.

Crédito Tributario por Hijos

Impacto del estímulo sobre el Crédito Tributario por Hijos para 2021

Adelantos nuevos y temporales del Crédito Tributario por Hijos

La Ley del Plan de Rescate Estadounidense, que se sancionó en marzo de 2021, amplió el Crédito Tributario por Hijos. Parte de esta ampliación es para adelantar el crédito tributario de 2021 a las familias y enviarles pagos directos durante 2021 en lugar de que tengan que esperar a preparar sus declaraciones de impuestos de 2021 en 2022. La mayoría de las familias no tiene que hacer nada para recibir el adelanto. Por lo general, el IRS (Servicio de Impuestos Internos) calculará la cantidad del pago a partir de tu declaración de impuestos de 2020. Las familias elegibles recibirán adelantos, ya sea por depósito directo o por cheque.

La cantidad que recibas se conciliará con la cantidad para la que seas elegible cuando prepares tu declaración de 2021. La mayoría de las familias recibirá aproximadamente la mitad de su crédito tributario a través de los adelantos. Si recibes una cantidad muy baja, se te deberá una cantidad adicional en tu declaración de impuestos. En el caso improbable de que recibas una cantidad muy alta, es posible que tengas que devolver el exceso, según tu nivel de ingresos.

Cambios realizados al Crédito Tributario por Hijos

El Plan de Rescate Estadounidense aumentó el mínimo del Crédito Tributario por Hijos para 2021 a $3,600 para hijos menores de 6 años que califican y a $3,000 por hijo para hijos de entre 6 y 17 años que califican. Antes de 2021, el crédito tenía un valor máximo de $2,000 por hijo elegible, y los hijos mayores de 17 no eran elegibles para el crédito.

Los cambios realizados al Crédito Tributario por Hijos para 2021 fijaron límites de ingresos más bajos que los del Crédito Tributario por Hijos original. Las familias que no califican para el crédito con estos límites de ingresos aún son elegibles para el crédito de $2,000 por hijo con los ingresos y las cantidades para la eliminación gradual originales.

Además, el crédito completo es totalmente reembolsable para 2021. Es decir que las familias elegibles pueden obtenerlo, aunque no deban impuestos federales sobre el ingreso.

Para obtener actualizaciones y más información, visita nuestro artículo del blog sobre el Crédito Tributario por Hijos de 2021.

Si estás preparando tu declaración de impuestos de 2020, esto es lo que tienes que saber sobre el Crédito Tributario por Hijos:

En el año 2020, un nuevo bebé también otorga un crédito tributario de hasta $2,000, aun si el niño nació al final del año. A diferencia de una deducción, que reduce la cantidad de ingresos que el Gobierno tiene que gravar, un crédito reduce tu factura de impuestos dólar por dólar.

Para el año 2020, el crédito se elimina gradualmente a partir de los niveles de ingresos más altos y empieza a desaparecer cuando los ingresos superan los $400,000 en las declaraciones conjuntas y los $200,000 en las declaraciones de personas solteras y de jefes de familia. Con el Crédito Tributario Adicional por Hijos, son reembolsables hasta $1,400 del crédito de 2020, lo que significa que, si es superior a tu responsabilidad fiscal del año, el IRS (Servicio de Impuestos Internos) emitirá un cheque de reembolso por la diferencia. No pienses que no puedes calificar para el crédito reembolsable solo porque no lo hiciste en años anteriores.

Corrige tus retenciones en el trabajo

La declaración de un dependiente adicional puede reducir tu factura de impuestos, lo que significa también que puedes reducir las retenciones de impuestos de tu cheque salarial. Presenta un nuevo Formulario W-4 a tu empleador para reclamar los créditos tributarios adicionales para los que eres elegible.

Si un nuevo padre o madre se encuentran en la escala del 25%, se reducirá la retención y aumentará los ingresos netos en unos $75 al mes o incluso una cantidad mayor.

Estado civil de la presentación

Si estás casado, tener un hijo no afectará el estado civil de tu presentación. Sin embargo, si eres soltero y tienes un hijo, puedes presentar tu declaración con el estado civil de jefe de familia en lugar de hacerlo como soltero.

De ese modo, obtendrás una deducción estándar mayor y escalas de impuestos más favorables. Para calificar como jefe de familia, debes pagar más de la mitad del sustento financiero de una persona que califique, y es muy probable que tu nuevo hijo(a) lo haga.

Crédito por Ingreso del Trabajo

En el caso de una pareja sin hijos, la posibilidad de solicitar el Crédito por Ingreso del Trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) desaparece cuando los ingresos de una declaración conjunta superan los $27,380 en 2021. (En el caso de los contribuyentes solteros, el límite de 2021 es de $21,430.) La siguiente tabla muestra los límites de ingresos a fin de calificar para el crédito en el caso de contribuyentes que presentan su declaración por separado o en conjunto, según el número de hijos que tengan.

Límite de ingresos del EIC para 2022. Contribuyentes con declaraciones conjuntas Contribuyentes con declaraciones
 Sin hijos $27,380 $21,431
 1 hijo $48,108 $42,159
 2 hijos $53,865 $47,916
 3 o más hijos $57,415 $51,464

Crédito por Cuidado de Hijos Menores

Si pagas por el cuidado de hijos menores para poder trabajar (y obtener ingresos que gravará el IRS), puedes obtener un crédito de hasta $4,000 si pagas por el cuidado de un hijo menor de 13 años o de hasta $8,000 si pagas por el cuidado de dos o más hijos menores de 13 años. La cantidad del crédito depende de tus ingresos y de lo que pagues por el cuidado (puedes contar hasta $8,000 por el cuidado de un niño y hasta $16,000 por el cuidado de dos o más).

En 2021, la cantidad del crédito comienza a eliminarse gradualmente cuando el Ingreso Bruto Ajustado (AGI, por sus siglas en inglés) supera los $125,000 y se elimina por completo a partir de los $438,000. En años anteriores, la eliminación progresiva comenzaba con un AGI de hasta $15,000, con la posibilidad de reclamar un crédito de hasta el 35% de los costos calificados; el porcentaje se redujo de manera gradual hasta un mínimo del 20% para los contribuyentes que declaran un AGI superior a $43,000.

Cuenta de reembolso por cuidado de hijos menores

Puede haber una forma aún más favorable en términos de impuestos de pagar las facturas por el cuidado de hijos menores que el crédito mencionado anteriormente: una cuenta de reembolso por cuidado de hijos menores en el trabajo. Estas cuentas, que suelen llamarse Planes Flex, te permiten transferir hasta $10,500 al año de tu salario a una cuenta especial con ventajas tributarias a la que puedes recurrir para pagar las facturas por el cuidado de hijos menores.

El dinero que transfieres a la cuenta evita los impuestos federales y estatales sobre el ingreso, así como los del Seguro Social y Medicare, con lo cual, podrías ahorrar más que el valor del crédito. No puedes usar la cuenta de reembolso y el crédito a la vez. Sin embargo, ten en cuenta que, si bien el límite de las cuentas Flex es de $10,500, el crédito por cuidado de dependientes se puede reclamar hasta por $16,000 de gastos elegibles si tienes dos o más hijos. De modo que, aun cuando tengas $10,500 en una cuenta Flex, podrás reclamar el crédito hasta por $5,500 más.

Aunque, por lo general, solo puedes registrarte en una cuenta Flex cuando "se abre la inscripción" en otoño, la mayoría de las empresas te permiten hacer cambios a mitad de año en respuesta a ciertos "hechos de la vida", como lo es el nacimiento de un hijo.

Crédito por Adopción

También hay un crédito tributario que ayuda a compensar el costo de adoptar un hijo. En 2021, el crédito asciende a $14,660. Si adoptas un hijo con "necesidades especiales", puedes reclamar la cantidad total del crédito aunque los costos reales de la adopción sean menores. En 2021, el crédito comienza a eliminarse gradualmente a partir de un ingreso bruto ajustado de $216,660 y se elimina por completo a partir de $256,660.

Ahorra para la universidad

Nunca es demasiado pronto para empezar a ahorrar para las facturas de la universidad. Y no es ninguna sorpresa que el Congreso haya incluido algunos beneficios tributarios que ayuden a los padres a ahorrar. Una opción es el Plan de ahorro 529 para la educación. Las contribuciones a estos planes no son deducibles de los impuestos federales, sino que las ganancias se acumulan libres de impuestos (al igual que los pagos) si el dinero se usa para pagar facturas universitarias que califiquen. (Algunos estados conceden a los residentes una deducción si invierten en el Plan 529 de sus estados. Visita el sitio web oficial de tu estado para conocer los detalles.) No hay restricciones de ingresos para las contribuciones al Plan 529.

Asimismo, es posible que quieras realizar contribuciones a una Cuenta de Ahorro para la Educación Coverdell (ESA, por sus siglas en inglés) para tu hijo recién nacido. Se pueden depositar hasta $2,000 al año en una cuenta ESA por cada hijo. En este caso, tampoco se deducen los depósitos, aunque las ganancias están libres de impuestos si se utilizan para pagar gastos educativos calificados. El dinero de la cuenta ESA puede pagar los gastos de la escuela primaria y secundaria (incluso una computadora que se utilice para la escuela y el software educativo), así como los gastos de la universidad. El derecho a contribuir a una cuenta ESA se elimina gradualmente en 2021 a medida que los ingresos aumentan de $95,000 a $110,000 en las declaraciones que se presentan por separado y de $190,000 a $220,000 en las declaraciones conjuntas.

IRA para niños

Quizá hayas oído hablar de las cuentas IRA para niños y del hecho de que las inversiones relativamente menores realizadas cuando un niño es pequeño pueden alcanzar saldos impresionantes con el correr de las décadas. Si bien esto es cierto, hay un inconveniente. Y es que no puedes abrir una cuenta IRA para tu hijo recién nacido y empezar a depositar dinero en ella.

Para tener una cuenta IRA, es necesario obtener ingresos de un empleo o de un trabajo por cuenta propia. Las donaciones y los ingresos por inversiones no cuentan. Por ello, lo más probable es que no puedas abrir una cuenta IRA para tu hijo recién nacido (salvo que cobre por ser un bebé modelo). Sin embargo, en cuanto tu hijo empiece a ganar dinero (ya sea, por ejemplo, cuidando niños, repartiendo periódicos o ayudando en el negocio familiar), podrá abrir una cuenta IRA. El extraordinario poder de la capitalización a largo plazo la convierte en una gran idea.

Una cuenta Roth IRA es una opción ideal para la mayoría de los niños que se encuentran en una escala de impuestos baja, en la que una deducción tiene poco valor. Con una cuenta Roth IRA, no se produce una exención de impuestos anticipada, sino que los ahorros se beneficiarán de años de aumentos libres de impuestos (los retiros por jubilación tampoco son tributables).

Impuesto para hijos menores

Hasta ahora, este artículo solo ha dado buenas noticias. Lamentablemente, el impuesto para hijos menores no es una de ellas. Esto es lo que debes saber:

La naturaleza gradual de nuestras tasas de impuestos federales sobre los ingresos (con tasas de impuesto más altas para los ingresos más altos) crea oportunidades de ahorro si puedes transferir los ingresos a alguien (como un hijo) que se encuentre en una escala de impuestos inferior. Eso sí, no intentes sacar partido. Por ejemplo: supongamos que papá ha invertido $1 millón en bonos que, cada año, pagan $50,000 de intereses sujetos a impuestos. Como residente en la escala de impuestos del 35%, esos ingresos adicionales aumentan la factura de impuestos en $17,500. Si pudiera repartir el dinero entre sus cinco hijos, y cada uno de ellos ganara $10,000, el dinero estaría sujeto a impuestos en la escala del 10% y la familia podría ahorrar $12,500 en impuestos, ¿no? Buen intento, pero no funcionará.

Para evitar este tipo de esquemas, el Congreso creó el impuesto para hijos menores a fin de gravar la mayoría de los ingresos por inversiones que gana un hijo dependiente a la tasa de impuesto máxima de los padres. En 2021, los primeros $1,100 de los ingresos "no ganados" de un menor (es decir, los ingresos que no provienen de un empleo ni de un trabajo por cuenta propia) están libres de impuestos (gracias a la deducción estándar del menor) y los siguientes $1,100 se gravan a la tasa propia del menor (probablemente, al 10%). Cualquier ingreso por inversiones adicional se grava a las tasas de impuestos que se usan para los fideicomisos (que llegan hasta el 37%). Con las reglas actuales, el impuesto para hijos menores se aplica hasta el año en que el menor cumple 19 años (o 24 si es un estudiante dependiente a tiempo completo).

Impuesto de la niñera

El impuesto de la niñera tampoco es una buena noticia, aunque es justo. Si contratas a una persona legalmente para que vaya a tu casa a cuidar de tu hijo, podrías convertirte en un empleador a los ojos del IRS y enfrentarte a toda una serie de normas tributarias nuevas. Si contratas a tu niñera o cuidador a través de una agencia, esta podría ser el empleador y tener que encargarse de todo el papeleo de trabajo. Sin embargo, si tú eres el empleador, y pagas más de $2,300 en 2021, eres responsable de pagar el Seguro Social, Medicare y los impuestos por desempleo de tu cuidador, así como de reportar el salario al cuidador y al IRS en el Formulario W-2.

Recuerda que, con TurboTax, te haremos preguntas sencillas sobre tu vida y te ayudaremos a completar todos los formularios de impuestos que correspondan. Con TurboTax, puedes tener la seguridad de que tu declaración, ya sea simple o compleja, estará correcta, independientemente de tu situación.

Haz tus impuestos a tu manera con TurboTax. Hazlos tú mismo, con la ayuda de un experto o solicita que un experto los haga por ti de principio a fin. Tus impuestos quedarán bien hechos.


Expertos reales te podrán ayudar o hasta preparar los impuestos por ti

Con TurboTax Live, obtén asesoramiento ilimitado para preparar tus impuestos o delega la preparación de tu declaración de principio a fin.

Expertos en impuestos reales a petición con TurboTax Live Basic

Obtén asesoramiento ilimitado y una revisión final por parte de un experto. Tus impuestos preparados correctamente, garantizado.

Para declaraciones de impuestos simples únicamente

Looking for more information?